LA FAMILIA DEL ANCIANO FALLECIDO EN EL HOSPITAL DE SAN CARLOS CONFIRMA EL ESTADO EN QUE ESTUVO

Ante las lamentables declaraciones públicas realizadas, al parecer, por algunos sanitarios del hospital de San Carlos tachando de “totalmente falsas” nuestra denuncia sobre las condiciones asistenciales y laborales en la atención a pacientes covid de dicho centro (https://www.diariodecadiz.es/sanfernando/San-Fernando-Sanitarios-hospital- Carlos-falsas-denuncias-CGT-Autonomia-Obrera_0_1520848233.html), desde las Secciones Sindicales de Autonomía Obrera y CGT del Hospital Puerta del Mar nos vemos en la obligación de hacer público lo que sigue:

Primero. Que todo aquel trabajador/a que haya leído con cierta atención nuestra nota y fotos del pasado domingo habrá podido comprobar lo siguiente:

  • Que en ninguna, absolutamente en ninguna de sus líneas se acusa de mala praxis a nadie, ni se imputa nada al personal de enfermería de la unidad donde permaneció ingresado el paciente que aparece en las fotos de nuestra denuncia.
  • Que, de hecho, todas las reclamaciones que planteamos al final de la nota hacen referencia claramente a la necesidad de apoyar al personal de esas unidades con diferentes medidas: dotación de todos los medios necesarios, formación para el personal sin experiencia, apoyo psicológico, etc.; y, en el caso concreto de las sujeciones irregulares, lo reclamado es que se dote a la unidad de los medios homologados necesarios.

Si alguien, por tanto, se ha tomado nuestra nota como un ataque, no será, desde luego, por su contenido expreso, sino, más bien por un desmesurado afán corporativo o, tal vez, por algún tipo de posible mala conciencia que cada cual sabrá por qué la tiene.

Segundo. Que, ante las manifestaciones concretas (muy repetidas, por cierto, en redes sociales) donde se afirma abiertamente que las fotos distribuidas “no pertenecen a San Carlos”, junto a estas líneas remitimos vídeo donde el hijo del anciano fallecido (trabajador del metal y compañero nuestro desde hace muchos años) se identifica claramente y relata todo el proceso de estancia de su padre en el Hospital de San Carlos.

No obstante, si a pesar de las evidencias que constata el vídeo, todavía quedase algún incrédulo/a que (en plan “terraplanista”) siguiera abrigando alguna duda sobre la certeza de la información, Juan Ramón (que es como se llama el hijo del paciente de San

Carlos que, según ellos, jamás existió) no tiene ningún problema en entrevistarse personalmente con quien lo desee, responder a todas sus dudas y mostrarles todos los informes y documentos acreditativos del ingreso y la estancia de su padre en el hospital.

Tercero. Que, en lo relativo al turno, los abajo firmantes sabemos perfectamente desde hace tiempo que, por desgracia, hay muchos trabajadores/as partidarios del turno de 12 horas, que las direcciones de numerosos hospitales (entre ellos San Carlos) vienen promoviendo abiertamente por su menor absentismo. Pero también sabemos que no todo lo que a ciertos trabajadores/as les parece perfecto tiene que ser necesariamente bueno también para los pacientes, y ese es el caso de los turnos de 12 horas (e, incluso, más) en unidades de intensa actividad asistencial. Con estas jornadas laborales (donde toda la jornada semanal se concentra en pocos días) se disfruta ciertamente de muchos más descansos y “se tiene que venir menos por el hospital” (que es, en el fondo, lo que sus partidarios persiguen). Pero también es verdad que tales jornadas en unidades con fuerte carga de trabajo:

  • agudizan el cansancio del personal y se desaconsejan por los problemas de salud que causan y el mayor riesgo de accidentes laborales (https://www.insst.es/do).
    • propician la comisión de errores asistenciales (motivados por lo anterior)
    • y dificultan de forma muy seria el seguimiento de cuidados de los pacientes.

En sanidad, como en todas las actividades de servicio público, hay multitud de ocasiones en que inevitablemente se producen choques entre nuestros intereses laborales y los derechos reales de todos los usuarios/as a una asistencia digna y de calidad; pues bien, ante esa tesitura los abajo firmantes siempre lo hemos tenido muy claro: por encima de nuestros intereses hay que priorizar en todo momento los derechos de los usuarios/as, que, en el caso de sanidad, resulta ser, nada más y nada menos, que el derecho de nuestros pacientes a recibir la mejor atención posible para garantizar su salud.

Cuarto. Que, finalmente, si ya en nuestra primera nota pedíamos el cese de la Directora y el Subdirector de Enfermería de los Hospitales Puerta del Mar y San Carlos, en ésta no podemos sino incorporar a esa relación (y por evidentes méritos propios) a la supervisora de la unidad con pacientes Covid de San Carlos, quien, en la noticia referida al principio de esta nota, aparece confirmando (con su propio nombre y apellidos), que las fotografías enviadas por nosotros no corresponden a San Carlos (¿?); la razón de su inclusión resulta obvia: difícilmente puede gestionar con eficacia una unidad quien ni siquiera conoce algo tan básico como el tipo de camas que hay en sus habitaciones y ocupan sus propios pacientes.

En Cádiz, a veinte de noviembre de 2020.

SECCIONES SINDICALES DE AUTONOMÍA OBRERA Y CGT DEL HOSPITAL PUERTA DEL MAR.