UTE LISAN Y EL S.A.S. LLEVAN AL CAOS LA LIMPIEZA DEL HOSPITAL

Enviamos nota de prensa de las Secciones Sindicales de Autonomía Obrera y CGT en el Hospital puerta del mar.

 

En las imagenes:

IMAGEN 3IMAGEN 2IMAGEN 1

 

IMAGEN 1: cantidad de liquido que se entrega por trabajadora para limpiar en cada jornada uno o varios controles con todas sus habitaciones, consultas, despachos y pasillos. Esta misma cantidad se entrega en fines de semana para una planta completa (mínimo tres controles).

IMAGEN 2: cantidad de bolsas pequeñas (tan sólo 4) entregadas a una limpiadora para cambiar las papeleras de todo un control o sala, donde la cantidad mínima que se precisaría serían al menos 20 bolsas.

IMAGEN 3: aspecto del almacen con todas las estanterias semivacías; se observan las garrafas vacías con el embudo para echar en ellas el poco líquido limpiador que vimos en la foto 1.

 

 

Mediante el presente escrito, las Secciones Sindicales de Autonomía Obrera y C.G.T. de UTE LISAN del Hospital “Puerta del Mar” queremos denunciar públicamente el gravísimo deterioro que viene sufriendo de forma imparable el servicio de limpieza de nuestro centro desde que a mediados del año 2015 lo asumiera la Unión Temporal de Empresa denominada UTE LISAN Lote 3, constituida por FERROSER SERVICIOS AUXILIARES S. A., EULEN S. A. e ISS FACILITY SERVICES S. A. Las principales expresiones de ese grave deterioro son las que siguen:

  1. EN LO RELATIVO AL MATERIAL EMPLEADO:

Ya desde el pasado año, se viene sufriendo una falta de material absolutamente insostenible. Todos los días las limpiadoras del hospital nos vamos a nuestros respectivos puestos sin el material mínimo necesario para poder cumplir nuestra labor dignamente. La carencia de lejía, detergente, bayetas, papel de mano, papel higiénico, bolsas, etc. se ha convertido en una constante, de tal modo que todas las jornadas hay una o varias actividades que no se pueden llevar a cabo por no disponer del material necesario para ello: unos días no se cambian bolsas porque no las hay, otros no es posible reponer el papel de manos o el papel higiénico porque no ha llegado el camión de materiales, y así constantemente, un día tras otro. En ocasiones se ha llegado a ordenar que se vaciasen las bolsas de basura en lugar de quitarlas completamente, para así aprovechar las pocas bolsas que se entregaban. La falta de productos es tan extrema que el almacén de material que hay en la planta sótano se encuentra prácticamente vació, ya que, al ser tan grave la carencia, los productos se reparten nada más llegar, sin tiempo siquiera para poderlos almacenar (se adjuntan fotos).

  1. EN LO RELATIVO AL PERSONAL:

Desde que UTE LISAN entró en el hospital, la plantilla del personal de limpieza (que a principios de 2015 alcanzaba la 150 personas) se ha visto reducida en casi 50 puestos de trabajo entre jubilaciones por edad e incapacidades permanentes totales o absolutas; 50 puestos de trabajo que suponen un tercio de la plantilla que había y que la empresa no ha cubierto en su inmensa mayoría. Para colmo, la cobertura de ausencias por Incapacidades Temporales, permisos reglamentarios, asuntos propios o    vacaciones son prácticamente inexistentes y los poquísimos contratos que se hacen son en su mayoría por 5 horas en lugar de 7 (jornada completa diaria), todo lo cual no hace sino agravar aún más la falta constante de personal que se padece.

 


III. EN LO RELATIVO A LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO:

Como resultado de esa grave falta de personal, el número de habitaciones, consultas y pasillos que cada trabajadora tiene que limpiar diariamente ha crecido de forma exponencial. Ya no hay una limpiadora para un solo control con sus respectivas habitaciones y consultas, sino que lo habitual es tener asignado varios controles y, en ocasiones, hasta una planta entera para una sola limpiadora. Además, las llamadas de las encargadas para dejar de hacer nuestro trabajo habitual y salir corriendo a cubrir otros puestos son constantes; y en los turnos con menos personal (tardes y festivos) se presiona a las trabajadoras para que no paren ni un momento y todo se quede, así, más o menos hechos, aunque sea de forma pésima y sin la menor calidad real (lo único que le importa a la empresa es que las zonas comunes, que son las que más se ven, queden bien limpias). Y lo mismo sucede en el turno de noche, donde es el propio Gestor Encargado de la empresa quien suele colarse por sorpresa para buscar excusas con las que reducir la plantilla de noche de 3 trabajadoras a una sola.

Los sábados y domingos (cuando apenas hay unas diez limpiadoras por turno) son las jornadas que menos se pude limpiar el hospital dignamente; la falta de tiempo para llegar a todas partes es tan brutal que ni siquiera se moja el suelo de las habitaciones de pacientes y tan sólo se limpian los cuartos de baño. La vergüenza que las limpiadoras del hospital pasamos ante familiares y pacientes cuando tenemos que trabajar así es verdaderamente enorme; no es culpa nuestra, pero sabemos que la mayoría de ellos no son conscientes de nuestras precarias condiciones, ni de que esos días tan sólo estamos en el hospital una limpiadora por planta.

CONCLUSIONES:

Primera: a la luz de lo expuesto, no podemos sino concluir que el servicio de limpieza del principal hospital del SAS en la provincia se encuentra sumido en el más absoluto caos. Se confirma que los recortes impuestos por la Consejería de Salud en el pliego que sacó hace dos años (y que ya entonces denunciamos) únicamente podían conducir a una situación como la descrita. Lo sabían y, sin embargo, lo hicieron sin el menor escrúpulo, entregando el servicio a una UTE contratada exclusivamente para reducir plantilla, cercenar derechos y exprimir a las limpiadoras a base de mano dura y engaños.

Y segunda: urge un cambio radical de escenario. Es preciso arrebatar el servicio a una empresa depredadora como UTE LISAN, a la vez que garantizar mayores recursos económicos para personal, materiales y maquinarias de trabajo. La nueva imagen de flexibilidad y cambio que la Consejería de Salud quiere vender en nuestra provincia no puede pasar por alto el grave caos que viven los servicios de limpieza de nuestros centros, cuyas necesidades de solución son tan dignas y urgentes como las de otros tantos servicios deficitarios de nuestra maltratada sanidad pública.

 

SECCIONES SINDICALES DE AUTONOMIA OBRERA Y C.G.T. DEL SERVICIO DE LIMPIEZA DEL HOSPITAL “PUERTA DEL MAR” (UTE LISAN LOTE 3)

facebooktwitter