SITUACIÓN LÍMITE EN EL BANCO DE SANGRE DEL HOSPITAL “PUERTA DEL MAR”

711556

 

Desde las Secciones Sindicales de CGT y Autonomía Obrera del hospital “Puerta del Mar” queremos denunciar públicamente el grave deterioro de la situación laboral y asistencial que de forma creciente y alarmante se viene sufriendo en el Banco de Sangre de nuestro centro, a causa del fuerte déficit de plantilla que se padece. El grado de estrés laboral que vive el Servicio es tan enorme que no dudamos en afirmar que en ocasiones se está comprometiendo seriamente la seguridad de los pacientes que requieren de este servicio para la resolución de sus procesos.

En todos los hospitales el Banco de Sangre es una unidad esencial en el funcionamiento de la actividad asistencial (sobre todo del área quirúrgica y urgencias) sin el cual, no sería posible la realización de un gran número de intervenciones quirúrgicas, y del que depende la vida de numerosos pacientes que, en situaciones de gravedad, necesitan ser transfundidos sin demora. Asimismo, su participación en el tratamiento de diversas patologías crónicas que requieren de transfusiones periódicas así como de otras que requieren de transfusiones puntuales, es imprescindible. Es decir, gran parte de la actividad que realiza el hospital, depende del Banco de Sangre y no sería posible  realizarla si esta unidad no funcionase correctamente.

Consecuentemente con lo anterior, parece lógico pensar que un servicio de tan vital importancia debería estar suficientemente dotado de personal Técnico para desarrollar con total garantía su cometido y responder con rapidez a las demandas que desde otras unidades se le efectúen. Sin embargo, esa no es desde luego la realidad del Banco de Sangre del Hospital “Puerta del Mar”.

En nuestro centro, el fuerte aumento de la actividad quirúrgica en los últimos años y, sobre todo, los mayores niveles de complejidad de muchas intervenciones no se han hecho acompañar del imprescindible refuerzo del personal que ello requiere, generándose así un fortísimo incremento de la carga de trabajo y del estrés laboral que sufre el servicio. Si desde el año 2000 la actividad quirúrgica global de nuestro hospital puede haber crecido en casi un 25%, la plantilla del Banco de Sangre se mantiene prácticamente igual que hace 20 ó 30 años e, incluso, por debajo, ya que se ha perdido un puesto de trabajo y no siempre se cubren todas las situaciones, ni al personal con reducción de jornada.

Las penosas condiciones que se sufren en el Banco de Sangre, con las trabajadoras/es sometidos a continuos cambios en sus planillas de turnos para hacer frente a las carencias de personal, junto a la tensión y el estrés que la situación provoca, está ocasionando que numeroso personal temporal esté eliminando el Hospital “Puerta del Mar” de sus lugares seleccionados en la Bolsa de Contrataciones, a fin de evitar ser llamados a prestar aquí sus servicios. Un caso evidente se ha dado esta misma semana, en la que una Técnico Especialista de Laboratorio (TEL) ha renunciado a su contrato en

 

este centro al conocer que su contrato era para prestar servicios en esta unidad. Nos consta que no es el único caso. Además, en el reciente proceso de movilidad interna que hemos tenido en nuestro centro, varios de los profesionales con amplia experiencia en este servicio, han marchado a otros servicios, hartos del exceso de trabajo y de las condiciones del mismo.

La situación de estrés más grave y arriesgada en Banco de Sangre se vive sin duda durante el turno de noche, en el que sólo hay un Técnico de Laboratorio trabajando (durante las mañanas y tardes hay dos personas por turno). Hasta hace algunos años, las operaciones urgentes durante la noche eran muy pocas, pero el incremento de las especialidades y la complejidad quirúrgica ha elevado también el número de intervenciones nocturnas. Además de ello, la desastrosa estrategia que ha ido implantando la dirección de ingresar a los pacientes quirúrgicos a última hora del día anterior a la intervención (para reducir, así, al mínimo posible las estancias medias y reducir costes) ha tenido un fuerte efecto negativo en el Banco de Sangre, ya que la realización de las pruebas necesarias para reservarles sangre en caso de necesidad se acumulan para el turno de noche, con la consecuente sobrecarga y aumento de los riesgos de error en el único trabajador o trabajadora que lo cubre cada día.

Un claro ejemplo de la enorme gravedad de esa situación tuvo lugar hace dos semanas, cuando una Técnico de Laboratorio que trabajaba de noche tuvo un serio problema de salud que la obligó a acudir al servicio de urgencias para ser atendida. Ante la imposibilidad manifestada por el cargo intermedio de ser sustituida en su puesto de trabajo (sólo estaba ella), la trabajadora tuvo que permanecer todo el resto de la noche en el Banco de Sangre sufriendo importantes dolores y soportando una carga de trabajo intensa, cuando realmente tendría que haberlo abandonado para guardar reposo. El incremento de plantilla en las noches, es una de las reivindicaciones básicas del colectivo, pues tan sólo hay un/a TEL por turno y cualquier problema como este que hemos descrito, puede acarrear efectos muy perjudiciales, ya que, al tratarse de un trabajo muy específico, no puede ser realizado por otro TEL que no conozca el funcionamiento del servicio.

En general, por tanto, debemos afirmar que el volumen de trabajo y la responsabilidad que el mismo conlleva, está sometiendo al personal de todos los turnos de Banco de Sangre a unos niveles de estrés desmesurados que puede llegar a poner en riesgo la seguridad de los pacientes, ya que un error en la realización de las pruebas cruzadas que se realizan para asegurar la compatibilidad del grupo sanguíneo y la detección de anticuerpos irregulares, puede ser fatal.

Desde Autonomía Obrera y CGT hemos exigido que se refuerce con un Técnico mas el turno de mañana y el turno de noche en Banco de Sangre, pero la dirección de Enfermería ya ha manifestado no estar dispuesta a mejorar en nada la plantilla. Ante esta grave decisión de recorte (similar a las adoptadas por esta dirección en otras unidades de enfermería), las Secciones Sindicales de Autonomía Obrera y C.G.T. no dudamos en exigir el cese inmediato de todo el equipo de Dirección de Enfermería, que una vez más vuelve a demostrarnos con ello su nula sensibilidad con las necesidades del personal de enfermería y su constante anteposición de los intereses económicos sobre las necesidades asistenciales y de seguridad de los pacientes.

 

SECCIONES SINDICALES DE AUTONOMIA OBRERA Y C.G.T. DEL HOSPITAL “PUERTA DEL MAR

facebooktwitter