MARTIN VILA HA TERMINADO DE ENTERRAR EL EMPLEO PUBLICO EN MANTENIMIENTO URBANO

obreroobraspetrilcampodelsurcadjul18-2-eu-750x430

Muy lejos de lo que hablaban en su programa electoral, el nuevo pliego adjudicado a la empresa Martín Casillas, no es más que el incumplimiento electoral de los que abanderan la izquierda de boca, pero a la hora de gestionar lo público son los que más privatizan, política que hacía la derecha del PP, vaciar de contenido y hacer fracasar lo público para regalarle a la privada la gestión municipal.

El nuevo servicio, solamente corrige las irregularidades que se han estado cometiendo las empresas privadas año tras años, donde los servicios municipales y las funciones de los trabajadores públicos se han suplantado con la privatización.

¿Dónde han quedado las propuestas del cooperativismo, o de crear empleo público para los gaditanos y gaditanas en el mantenimiento de la ciudad?.

Ni una bolsa de trabajo creada para cubrir las necesidades, Martín Vila ha puesto en bandeja el servicio a la empresa Martín Casillas, ampliando la privatización no solo en Mantenimiento Urbano, si no en otras muchas delegaciones y dependencias, condenando el servicio público y despreciando a los trabajadores municipales,  una de las delegaciones más importantes del Ayto. de Cádiz, ha sido enterrada por un concejal de “ izquierda”.

Para muestra tenemos las Ofertas Públicas de Empleos, carentes de peones, albañiles, fontaneros, pintores, ayudantes, etc. etc.  la carencia de creación de empleo a través de bolsas de empleo de distintas profesiones y de peones, sin embargo todo el servicio se alimentará y potenciará a una empresa privada, en un contrato carente de fiscalización, donde la empresa tiene mano ancha para suministrarse de material y utilizar las infraestructuras municipales a su antojo, todo gratis, porque albaranes y facturaciones, continúan brillando por su ausencia.

Vamos a recordar el programa electoral de “Ganar Cádiz” aún se puede ver publicado en la red,:  “Para GANEMOS CADIZ la falta de empleo es la principal preocupación social, por lo que luchar contra el desempleo y el trabajo precario será nuestro permanente compromiso. El fomento del empleo que promueva el Ayuntamiento deberá basarse en garantizar la calidad de este y en la distribución equitativa de las ayudas y subvenciones que se pongan en marcha. Defenderemos el empleo público, el del tercer sector y el de las pequeñas y medianas empresas, sin exclusiones, remunicipalizando  los servicios básicos municipales externalizados, e incluyendo cláusulas en los pliegos de condiciones de contratación que realice el Ayuntamiento, en los que se aseguren las condiciones dignas de trabajo y donde al menos la mitad de las personas seleccionadas para la realización de obras contratadas deberán proceder de las listas del desempleo de la ciudad.”

 

Martín Vila es un estafador de la política, pues abandera una ideología política que no solo profesa sino que manifiestamente gestiona en contra de los intereses de los servicios públicos. Pensábamos que quien asumiera la delegación de mantenimiento urbano apostaría por el empleo público y para los gaditanos y gaditanas, pero nos equivocamos, se premia y se potencia a la misma empresa por la cual se introduce clausulas en el pliego para que no reincida en las irregularidades que cometía, subcontrataciones precarias, dejadez y pasotismo en riesgos laborales, prestamismo laboral, facturaciones dudosas, etc.
Algo no huele bien y menos en una delegación que debería ser la fuerza viva y el estandarte del empleo para nuestros conciudadanos/as.

Así defienden lo público Martin Vila y Ganar Cádiz ,en sus tertulias de mesa no hablan de estas cosas y de cómo están potenciando a una empresa privada regalándole gran parte del empleo que puede generar una delegación como Mantenimiento Urbano, para una ciudad sumida en el desempleo

Al fin y al cabo se ha premiado a la misma empresa de siempre, en tiempo del PP, vendiendo una garantía para sus trabajadores, que no es otra que la subrogación por la cual ha estado paralizado el pliego en contratación más de dos años, y que ha dejado fuera de la misma al personal más precarizado ¿O esos no son trabajadores?, “subsanando esa falsa izquierda” con la imposibilidad de la empresa principal de subrogarles, de vergüenza. Esa es la realidad, condenando al resto de trabajadores  sin dar una solución real a todos esos trabajadores, que han sido considerados por Martín Vila  de tercera categoría, puro clasismo político populista y electoralista.

Nos gustaría saber donde quedo la famosa Auditoria en el servicio de Martín Casillas, prometida y publicada en prensa por Martín Vila, (https://transparencia.cadiz.es/vila-senala-que-se-ha-iniciado-ya-el-proceso-de-auditoria-de-mantenimiento-urbano/) sabemos que no tiene interés de realizarla, pues seguramente perjudicaría a esas empresas privadas que tanto le gusta, ¿Dónde ésta la fiscalización del servicio en el Área?.

En definitiva Martin Vila se ha convertido en un enterrador y en sepulturero del trabajo público, le ha cogido el gusto a enterrar por donde pasa y ahora mete en un panteón los servicios que gestiona, para entregarlos al capital privado.

Vergonzoso.

 

AUTONOMIA OBRERA .

Cádiz, a 26 de septiembre de 2018.

facebooktwitter