LOS RESIDUOS Y BASURAS SE ACUMULAN EN EL HOSPITAL DURANTE MAS DE 12 HORAS: NUEVO ATAQUE DE LA EMPRESA DE LIMPIEZA A LA SALUBRIDAD HOSPITALARIA

Al acceder ayer viernes al centro al comenzar la jornada de mañana, lo primero que han tenido que soportar todas las trabajadoras y trabajadores del hospital ha sido una inaguantable pestilencia proveniente de 21 contenedores de basura acumulados en el túnel exterior de la planta sótano, y que contenían todos los residuos del hospital recogidos durante la tarde del jueves, 13 de agosto (ver foto 1). La basura, por tanto, había permanecido acumulada allí durante más de 12 horas, cuando, según los procedimientos establecidos en el pliego de condiciones del concurso, debería haberse trasladado al compactador de residuos inmediatamente después de bajarse, es decir, anteayer mismo por la tarde.

11

El motivo de que no se hiciese así fue, como viene sucediendo todos estos días, el escaso personal que la empresa de limpieza mantiene en el centro como consecuencia de su política de 0 contrataciones y de utilización del personal habitual para todas las actividades extraordinarias que vayan surgiendo (lo que conduce a que no puedan realizar sus labores de limpieza habituales).

 

Anteayer, en concreto, lo que sucedió fue que se reprodujo el atasco de la planta baja ocurrido el día anterior (miércoles), lo que obligó a todo el personal masculino de mañana y tarde (que son los encargados de la evacuación y el traslado de los contenedores de basura) a concentrarse en esas actividades y dejar a un lado las suyas habituales, ya que UTE LISAN no incorporó a ningún personal refuerzo.

Así, y dado que todo es una cadena en el proceso de eliminación de residuos del hospital, la imposibilidad de abordar sus tareas cotidianas comenzó rápidamente a provocar una lamentable acumulación de bolsas y residuos en todas las plantas del centro (ver foto 2) y a atrasar, en fin, todas las actividades de recogida y evacuación de basuras. De ahí que no diese tiempo durante la tarde a llevar al compactador todos los carros con residuos retirados de las plantas.

12

Por la mañana, el espectáculo en el túnel del sótano era el descrito en el primer párrafo de este escrito, mientras que en las distintas de plantas se podía apreciar aún la acumulación de bolsas que no pudieron siquiera ser bajadas y que han permanecido almacenadas en ellas durante toda la tarde y noche (ver fotos 3 y 4), ¡¡incluso tiradas directamente sobre el suelo al no existir contenedores vacios donde volcarlas (todos estaban repletos en el sótano)!!

13

 

16

Por otro lado, durante la mañana de ayer viernes, la reducción de personal de limpieza no ha dejado de agudizarse. Ayer había tres limpiadoras menos que anteayer, lo que ha reducido la plantilla del turno de mañana a tan sólo 20 personas, ¡¡un 50% menos del personal que habitualmente hay en condiciones normales!! Bajo estas condiciones son muchas las habitaciones de pacientes donde sólo se pueden limpiar los cuartos de baño, y numerosos los despachos, pasillos y escaleras que hace días que no ven una fregona ante lo perentorio de atender primero otras dependencias. En el sótano, mientras tanto, las cucarachas comienzan a aparecer junto al área de cocina (ver foto 5 tomada el viernes a las 9 de la mañana aproximadamente).

15

Desde las Secciones Sindicales de Autonomía Obrera y CGT no podemos más que repudiar y lamentar este nuevo golpe de la empresa de limpieza a los necesarios niveles de higiene y salubridad que debería mantener nuestro hospital.

Los recortes de personal que la nueva UTE LISAN ha emprendido están convirtiendo nuestro centro en una especie de gigantesco estercolero y en un constante riesgo para la salud de pacientes y trabajadores.

Resulta lamentable que, a pesar de los constantes episodios de ataques a la salubridad del hospital que constantemente venimos denunciando, la dirección del hospital, el SAS y la propia Consejería de Salud permanezcan impasibles. Todos ellos son directos responsables de lo que ahora sucede en nuestro centro en materia de limpieza por haber convocado y adjudicado de forma plenamente consciente el concurso a un precio muy inferior al de su coste real, y son por tanto los que de forma inmediata tienen que actuar para que esta empresa no siga exprimiendo a sus trabajadoras y desatendiendo de forma tan bárbara las necesidades de pacientes y usuarios.

 

Es imprescindible que el SAS y la Consejería de Salud adopten medidas urgentes para retirar el contrato a esta empresa ante los permanentes incumplimientos que se están produciendo y que están llevando al hospital a una situación límite. Todo lo que no vaya en esa dirección convierte directamente a la Junta de Andalucía en cómplice de una situación que no se puede mantener así por más tiempo.

facebooktwitter