Los/as compañeros/as de los servicios de Ayuda a Domicilio en el último Pleno Municipal

Un colectivo en situación de precariedad, que ve como sus derechos son coartados una vez y otra, sin que el Ayto. dé respuesta. Un colectivo mayoritariamente femenido. ¿Cómo pueden pretender que los que tienen que atender a nuestros seres queridos, sufran los chantajes y los ataques a sus derechos de la empresa contratada en éste caso Domusvi?

facebooktwitter