LA DIRECCIÓN DEL HOSPITAL “PUERTA DEL MAR” DESTROZA LA UNIDAD DE CUIDADOS PALIATIVOS

hospital

 

A principios del año 2011, y tras una redistribución de espacios que se realizó en la unidad, el SAS anunció a bombo y platillo la creación de una nueva unidad de Cuidados Paliativos en la octava planta de nuestro centro. La unidad se dotó con 14 habitaciones individuales para la atención de este tipo de pacientes (en su mayoría oncológicos y en fase terminal), así como de los que precisan Cuidados de Transición, que son los pacientes procedentes de UCI que, tras superar la fase aguda, continúan precisando cuidados de nivel intermedio. La unidad contaba también con una sala anexa de descanso para los familiares/cuidadores/as.

Inicialmente la mayoría de los ingresos que se producían en la unidad correspondían a paciente de cuidados paliativos y eran pocos, en cambio, los pacientes de alta dependencia procedentes de UCI, lo que permitía un desarrollo adecuado de la forma de trabajar propia de una unidad de cuidados paliativos, donde se intenta minimizar el sufrimiento físico, psíquico y emocional del paciente, así como atender también a sus familiares/cuidadores para favorecer el acompañamiento.

Con el paso del tiempo, sin embargo, esa distribución inicial se ha modificando radicalmente y hoy día son mayoría los pacientes de alta dependencia y una minoría, en cambio, los pacientes de cuidados paliativos. Así, por ejemplo, a fecha de ayer eran 9 los pacientes de alta Dependencia y 5 los correspondientes a Cuidados Paliativos.

Esta importante modificación del tipo de pacientes mayoritariamente atendidos en la unidad ha tenido consecuencias asistenciales de una enorme envergadura, ya que los pacientes de alta Dependencia requieren cuidados de una mayor complejidad y frecuencia. Como consecuencia de ello, la carga de trabajo del personal del control ha subido de forma muy notable, resultando imposible en muchas ocasiones poder prestar de forma adecuada todos los cuidados sanitarios que se demandan; un ejemplo básico de lo que decimos lo tenemos en las tareas de aseo diario de los pacientes, que debería realizarse teóricamente a primera hora de la mañana, pero que muchos días se ve atrasado hasta las 12 y las 13 horas, ya que únicamente hay dos auxiliares y un celador para toda la unidad (la plantilla de enfermería lleva meses reclamando de la dirección del hospital que se refuercen, al menos, las primeras horas de las mañanas con un celador/a más, pero la dirección viene haciendo hasta ahora cas omiso a esta petición).

Por otro lado, la perentoriedad de cuidados que requieren los pacientes de Alta Dependencia, unido a la insuficiente plantilla que se tiene, está provocando un sensible déficit de asistencia en los pacientes de cuidados paliativos, especialmente en el campo de los cuidados destinados a minimizar el sufrimiento psíquico y emocional de estos y de sus cuidadores.

Además (y como recientemente se ha demostrado con la infección por acinetobacter en UCI), no hay que olvidar que muchos de los pacientes transicionales (los procedentes de UCI) suben a la unidad de Paliativos con problemas de infecciones nosocomiales e ingresan, por tanto, en situación de aislamiento, lo que requiere de una atención mucho más personalizada y compleja para evitar la transmisión de aquellas a través del personal.

Desde las Secciones Sindicales de CGT y Autonomía Obrera del Hospital “Puerta del Mar” entendemos que la situación que se vive en la unidad de Paliativos de nuestro centro resulta absolutamente insostenible. Para resolverla a corto plazo entendemos que resulta urgente que la dirección del centro incremente la plantilla de la unidad en, al menos, un profesional más por cada categoría laboral (Enfermeros, Auxiliares de Enfermería y Celadores) y turno de trabajo (mañana, tarde y noche).

Pero a medio  plazo consideramos que la única solución posible para la grave saturación que sufre la unidad pasa por reabrir alguno de los muchos controles que hay cerrados en el centro y dedicarlo exclusivamente a pacientes de Alta Dependencia, de forma que se configuren dos unidades claramente diferenciadas, una de Cuidados Paliativos y otra de Alta Dependencia. En ese sentido, debemos recordar que ya en el año 2010 (cuando se planteó la última gran reestructuración de camas en nuestro centro) advertimos que Cuidados Paliativos contaba con una media de 12 pacientes ingresados en todo el hospital y que tal cifra tenía que ser, por tanto, el número mínimo de camas que deberían destinarse a esta especialidad en el nuevo control.

Que la media actual de pacientes de Cuidados Paliativos sean sólo 5 pone de manifiesto de forma clara que esta unidad sigue siendo notablemente deficitaria en cuanto a su dotación de camas y que la Dirección del hospital sigue, por tanto, maltratando, desde la perspectiva de la gestión, a este tipo de pacientes, lo que supone, en opinión de los abajo firmantes, una vulneración evidente de los objetivos que establece la Ley 2/2010, de 8 de abril, de Derechos y Garantías de la Dignidad de la Persona en el Proceso de la Muerte.

 

Cádiz, 1 de junio de 2016.

SECCIONES SINDICALES DE AUTONOMIA OBRERA Y C.G.T. DEL HOSPITAL “PUERTA DEL MAR”

facebooktwitter